miércoles, 30 de septiembre de 2009

Diplomacia

Queda fuera de toda duda que goza Ud. de su derecho indiscutible e inalienable a la vida y la integridad física como elemento inherente a su condición humana.

No obstante, permítame informarle que, por causas ajenas a nuestra voluntad, la efectividad del referido bien jurídico ha de remitir transitoriamente hasta su óbito, momento en que le será íntegramente restituido a todos los efectos.

El Homicida en grado por determinar.
Se ha producido un error en este gadget.