martes, 17 de marzo de 2009

Los Pro-abortistas se quedan sin habla.

Aunque la guerra se prevé aún larga y encarnizada, de justos es reconocer cuándo el contrincante obtiene una victoria. Y la "Batalla del Lince" la ha ganado La Iglesia Católica por K.O. técnico, psicológico y somático.

A quienes hace tiempo que nos decantamos por el tercer bando -el de la cautela y la moderación-, nos parece que de este golpe bajo propinado por el Vaticano directamente al bazo del PSOE puede derivarse un oportuno reequilibrio en el fiel de la balanza del contencioso abortista.

Lo peor, según para quién, de esta hábil maniobra publicitaria es que PARECE CIERTA. Carece de puntos débiles, atacables mediante la argumentación racional. El Intermedio, en La Sexta, lo ha intentado a través de comparativas y parodias aptos sólo para anticatólicos cerriles -como yo, por supuesto- pero no ha logrado socavar la lógica aplastante de la comparación. Que esta vez han dado en el clavo, vamos.

Matar, herir o capturar un lince, un tritón pirenaico, o mirar con ojitos golosos un matojo aromático en peligro de extracción, es valorado por el complejo entramado de la "legislación vigente" como un hecho punible que puede terminar en presidio.

Sometido incuso a la Ley actual en vías de "ensanchamiento", destruir un embrión humano con varios meses de vida (14 semanas son 3 meses y medio) y un correcto desarrollo biológico, precisa únicamente de un informe médico certificando que causa un desorden psicológico en la embarazada.

El talón de aquiles de la posición proabortista estriba, precisamente, en la línea imaginaria que se empeñan en establecer entre embrión y ser humano. En el caso del canguro, también mamífero, la cría "nace" a partir del día 28 de la fecundación. En realidad, se trata de un minúsculo feto en un estadio primario de gestación, pero genéticamente programado para escalar hasta la bolsa marsupial, donde se engachará a uno de los cuatro pezones y permanecerá los próximos cinco o seis meses, hasta alcanzar el grado de desarrollo que, en la mayor parte de los mamíferos, coincide con el momento del parto.

Los meses empleados en la gestación de los humanos y la definición de la criatura en desarrollo se determina por los intereses biológicos de la especie. Lo que resulta evidente es que, si no se interviene en el proceso, el resultado es un individuo idéntico a los individuos que lo concibieron.

Ni que decir tiene que el papel que juega la Iglesia Católica es más político que filantrópico. La eterna Hermanita tonta y malcriada a la que es imposible conformar, una Bruja de Blancanieves cuya inquina sólo es aplacada si todo bicho viviente la reconoce como la más hermosa y loable del mundo mundial.

El único objetivo de esos ocho millones de trípticos, el de ahora, de antes y de siempre, es debilitar -cuando no lograr el derrocamiento- del Gobierno del país.


En Africa no hay linces.

De unos pocos de cientos de miles de fieles en el continente Africano, en menos de cincuenta años El Vaticano ha logrado 140 millones de adeptos, con los que está nutriendo los envejecidos conventos del Primer Mundo. Cantidad que podría ser mucho mayor si sumásemos el espantoso número de asesinatos derivados de la campaña anti-preservativo que el Catolicismo está haciendo triunfar entre la muchedumbre ignorante y desesperada que obedece ciegamente sus dogmas.

Están perdiendo Europa a pasos agigantados, pero ya están reuniendo un inmenso rebaño en Africa. Un rebaño que aún tardará décadas en percatarse del chantaje emocional, de la estafa social de que están siendo objeto.

7 comentarios:

Guerrera de la LUZ dijo...

Bendito sea Dios lo que hay que leer...

Por una parte te felicito por abrir medianamente los ojos de tu alma y ser capaz de ver lo irracional de las posiciones pro muerte, que además van contra la Ciencia. Y sobre todo, te doy las gracias de parte de toda la humanidad por empezar a manifestar tu rechazo a la masacre del aborto, eso te honra.


Y por otra parte, esa salvajada que dices de los asesinatos en Africa, mañana si tengo tiempo, te prometo un post, a ver logras comprender otra verdad que TAMBIÉN ya ha sido corroborada por científicos y médicos ateos: que el condón NO BASTA PARA FRENAR EL SIDA. Que es exactamente lo que ha dicho el Papa a quien tú detestas y que es un hombre de una talla intelectual y humana de primera categoría. Y que además ha propuesto en Africa tres soluciones preciosas.

No leeis... siempre os quedáis en la superficie y en lo que se oye por la calle.

Te prometo el post, si no hoy, mañana. Ya te avisaré wapo.

Un beso.

Catolifóbico recalcitrante¡¡ ggrrrrrr
Qué te habrá pasado... ains

Isaak Asino dijo...

Sra. Guerrera de la Luz, me temo que me ha malinterpretado: a mi la Iglesia no me ha hecho nada, nada de nada. Como tampoco me lo ha hecho Hugo Chávez, y no por ello dejo de opinar de él que es un impresentable, o Hitler, y no soy judío. Pues igual con Ratzinger.

Un reyezuelo como Benedicto y sus antecesores, atrincherado en su castillo e intentando venderle sus cuentos infantiles al mundo entero sobre dioses galácticos (buenos y malos, como en toda película) y sus guardianes alados, pues oiga usted, como que no.

Hay que ser un poco más serio, Sra. Guerrera. Y no engañar a pobres ignorantes para que se suiciden.

¿Por lo demás? pues mire usted, a mí la Iglesia y sus adeptos, "como si se la machacan". Pero no, que en mi pueblo "machacársela" es onanismo jeje.

Hala, Besitos...

Guerrera de la LUZ dijo...

Admiro tu clase a la hora de tratar con mujeres Pinchito.

Enhorabuena a tus padres por tu exquisita educación bonito.

Isaak Asino dijo...

No está de más felicitar también a tus padres, que te han educado para escribir cosas como:

"Os habéis pasado de la raya en vuestro enfrentamiento directo contra el mismísimo Dios Todopoderoso, banda de necios."

Disculpa que no haya tenido la sensación de estar dirigiéndome a una mujer... al menos, no a una en su sano juicio.

Lo que hace no dar dos tortas a tiempo.

Guerrera de la LUZ dijo...

Eso no es una falta de educación Isaak.

A ver si empiezas a tratarme bien, por favor.



necio, cia.

(Del lat. nescĭus).

1. adj. Ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber. U. t. c. s.

2. adj. Imprudente o falto de razón. U. t. c. s.

3. adj. Terco y porfiado en lo que hace o dice. U. t. c. s.

4. adj. Dicho de una cosa: Ejecutada con ignorancia, imprudencia o presunción




Creo profundamente que hay que ser un necio para enfrentarse ni más ni menos que contra Dios. Y eso no es una falta de educación.

Un beso.

Isaak Asino dijo...

El contexto es importante, Guerrera, y "banda de necios" tiene un sentido peyorativo difícil de contradecir.

No se puede tener la piel propia tan sensible, y creer que los otros tienen piel de sapo.

Si quieres que los demás te traten con dignidad y respeto, lo mínimo que puedes hacer es corresponder en idéntico sentido.

No te mando besos, que soy muy casto. ;-P

Anónimo dijo...

Leer el mundo blog, bastante bueno

Se ha producido un error en este gadget.