lunes, 25 de enero de 2010

Una dulce y prolongada agonía

El Catolicismo tal y como ha llegado hasta nuestros días, tiene los siglos contados. En este sentido, no hay opiniones más relevantes y autorizadas que la de los propios teólogos de La Iglesia, aunque sean los ideológicamente proscritos. Son precisamente ellos los que portan la esencia de lo que los demás pretendemos hacer ver. Que no existe persecución religiosa alguna. Que no se trata de reprimir los espiritualidad de la gente. El objetivo es, simplemente, acabar con la hegemonía de un Estado-Bunker milenario que ha sobrevivido en base al miedo, la superstición, el chantaje político al resto de países y el oscurantismo, y que ha dejado de tener cabida en una sociedad como la actual.
Os dejo con José María Castillo, teólogo católico que impartirá tres conferencias sobre religión y Derechos Humanos en Caixa Fórum, en una breve e interesante entrevista - no sé si concedida o sólo aparecida - en el Diario de Mallorca, y el que redactor ha titulado

El Dios del obispo Munilla es el que hay en muchas cabezas episcopales



Se ha producido un error en este gadget.