sábado, 26 de junio de 2010

Más Saramago, más... La inspiración divina de Saramago.

Sigo pensando que nadie ha escrito mejores "biblias" que Saramago. Que quien desee acercarse al concepto de Dios por el camino más corto y, según se mire, más espinoso, ha de pasar obligatoriamente por la prosa desinteresada y sin ambages de Saramago.


He dado, casi sin querer, con una modesta veta de artículos con la obra de Saramago como fondo, lo que resulta a veces tan interesante como la lectura directa de su obra; sobre todo cuando los intérpretes son algunos de los católicos más temidos por la Iglesia. Los "malditos".


Os dejo enlazados algunos de ellos.


Saramago, el buen samaritano

Juan José Tamayo, Director de la cátedra de Teología y Ciencias de la Religiones de la Universidad Carlos III

Saramago: en lucha titánica con Dios

Juan José Tamayo, teólogo

La fe del centurión

José María Castillo, teólogo

Tenemos que cambiar nuestra idea de Dios

José María Castillo, teólogo

El enlace que viene a continuación se sale un tanto del objeto del post, pero me ha hecho saborear el espíritu "peleón" de D. José cuando de defender el sentido común se trataba: Saramago acusa a Benedicto XVI de "cinismo"


Para los no creyentes debe ser imprescindible distinguir entre el fanatismo religioso y la libre y pacífica circulación de ideas y creencias, por muy incomprensibles que nos resulten. Juan José Tamayo y José María Castillo, teólogos católicos (no sé por cuanto tiempo), por su actitud y la forma pacífica y conciliadora en que exponen y defienden sus principios, merecen todo el respeto y atención de laicistas, agnósticos y ateos.

Sinceramente, ya me gustaría encarnar en mi persona su virtuosismo para encontrar siempre el camino, la forma adecuada, ecuánime, de enfocar, de decir las cosas.

Se ha producido un error en este gadget.