viernes, 19 de marzo de 2010

A la Ley para una muerte digna

Pa palmarla sin preocupaciones
han hecho leyes pa los andaluces
tranquilos ya, a pasar los cruces
y a cachondearse de los camiones

Ya puedes cruzarte con autobuses
portaaviones o excavadoras
como si un leon te devora
o el tiempo da lluvia de obuses

Porque el gobierno ya colabora
si te vas al paro, vaya desgracia
para diñarla sin burocracia
sin abogada ni procuradora

Y mucho ojo con las falacias
que si te ataca una migraña
no hagas caso de las patrañas
que el cianuro no es de farmacia.

Fin de la crisis y las marañas
estarán contentos los empresarios
que matando moscas a cañonazos
habrá trabajo pa toa España.
La diferencia entre un mártir cristiano y un hereje calcinado, es que al primero le sigue una legión de clérigos adornando ficticiamente su biografía, y al segundo la señora de la limpieza.
Philip Kargan Stoiber
Se ha producido un error en este gadget.